Reiki Usui tibetano

El Reiki es un sistema de curación energético que utiliza la energía universal a través de la imposición de manos para hacer una aportación energética pura a todos tus cuerpos para armonizar los aspectos de tu Ser a nivel físico, mental, emocional y espiritual mostrándose de forma sencilla el camino de vuelta hacia la salud, la alegría , la consciencia y el Amor.

Es una herramienta muy útil tanto para tí mismo como para los demás.

Reiki Usui Tibetano consta de tres niveles y la Maestría.

En cada nivel va a aumentar tu capacidad de transmisión de energía y cada nivel es un paso más en tu camino de evolución.

Primer nivel- Shoden

Es el inicio de un camino hacia  tú bienestar físico, mental y emocional que te aportará grandes beneficios. Es el despertar a la energía. Con el primer nivel puedes hacerte autosesión y sesiones completas de reiki a otras personas.

Segundo nivel- Chuden

En este nivel se trabajan sobre todo los aspectos mentales y emocionales. También se enseña la sanación a distancia y tres símbolos. Es la continuación del camino iniciado, continuas con tu proceso de sanación y crecimiento personal, aumentando tu nivel de vibración.

Tercer nivel- Okuden

En este nivel se trabaja a niveles más profundos, del ALMA, las cuestiones espirituales, amplificar la conexión con la consciencia y así cambias tus antiguos modos de comportamiento en nuevas formas, te hace consciente que eres el responsable de tu vida, eres tu propio Maestro. Es la Maestría interior. En este nivel se reciben dos símbolos más.

Cada nivel tiene su propósito , son diferentes puntos del mismo camino que nos llevan hacia la paz interior.

La Maestría de Reiki- Shinpiden

Te permite la transmisión de la enseñanza y la iniciación a otras personas a la energía Reiki. La persona que quiera acceder a este nivel , recibe una más alta vibración, dándote el poder y la responsabilidad de ayudar a otros a que reconozcan su verdadera esencia y llevar así este conocimiento a sus vidas.

El objetivo de Reiki es sanar tu vida, liberarte de las causas del sufrimiento y ser feliz aquí y ahora.